Tanques criogénicos estacionarios

Cuando las necesidades de consumo lo justifican, como en el caso e un hospital o industria, puede instalarse una tanque criogénico, que puede almacenar grandes cantidades de gas en forma líquida, ya sea Oxígeno, Nitrógeno o Argón.

Características

Construcción: Consta de un recipiente interior de acero inoxidable para soportar bajas temperaturas, y uno exterior de acero al carbono, aislados entre sí por una combinación de alto vacío y material aislante.
Regulación de presión: Los tanques criogénicos tienen un sistema que vaporiza líquido para aumentar la presión cuando ésta baja, a medida que se descarga el tanque criogénico. En caso de presión excesiva, entrega gas a la línea de consumo, con lo que la presión baja rápidamente. Este sistema está diseñado para que el tanque criogénico trabaje a una presión constante, adecuada a las necesidades del usuario. Su presión máxima es de 235psig.

Elementos de seguridad:Los tanques criogénicos están equipados con válvulas de alivio y discos estallantes, para dejar escapar el gas si hay un aumento excesivo de presión a causa de algún imprevisto.
Capacidad: Los tanques criogénicos varían en su capacidad dependiendo de las necesidades de los usuarios. A continuación se presenta un cuadro de capacidades de las estaciones con las que INFRASAL cuenta actualmente:

 

Capacidad de líquido (gal)

Capacidad equivalente de gas a 21 ºC, 1 atm (pies3)

Oxígeno

Nitrógeno

900

103590

83799

1500

172650

139665

3000

345300

279330

6000

609600

558660

13000

1496300

1210430

15000

1726500

1396650

 

Operación de los tanques criogénicos

Solamente personal autorizado por INFRASAL puede manipular los tanques criogénicos.

Ventajas de el tanque criogénico

 Carga: Son llenados por una pipa criogénica, que lleva el gas en estado líquido directamente desde la planta productora hasta el usuario, evitando el movimiento de cilindros.


Pureza: El gas criogénico es de mayor pureza que el de cilindros, debido a su sistema de carga que permanece siempre aislado de cualquier posibilidad de contaminación.


Retorno: No hay retorno de gas a la planta de llenado como sucede en los cilindros, con la consiguiente economía para el usuario. Mejor distribución interna: El tanque criogénico permite la instalación de una red centralizada de distribución de gases.

Seguridad: Se evita el traslado de cilindro dentro de las instalaciones, evitándose riesgos innecesarios.